MIS ULTIMOS 30 DIAS

My graph

VERDADES COMO PUÑOS

"Una mala carrera es un buen entreno". Nacho Cáceres


jueves, 20 de marzo de 2008

Michele




Le conocí cuando aún teníamos las oficinas centrales en la Torre Picasso de Madrid. Acababa de incorporarse al departamento de Marketing. Me cayó bien enseguida, por esa chulería juvenil que emanaba y por ser seguidor del Inter, el gran rival del equipo “oficial” de nuestra empresa, el Milan.

En una época en que el departamento de marketing, salvo contadas excepciones, no se distinguía precisamente por su servicio ni la rapidez del mismo, Michele era una máquina. Sacaba informes sin despeinarse, y dominaba todas las aplicaciones ofimáticas. Trabajaba con mucha ilusión y ganas. Pasado como un año y pico desde su llegada, se confesó y me dijo: “Tonino, estoy contento porque llevo ya un tiempo en la empresa y nadie piensa que esté aquí enchufado por mi hermano”. Se refería a su hermano Carlo, brillante directivo de Marketing en Italia (ahora creo que ya vicedirector general). Carlo es un tío con un intelecto privilegiado, sin duda, pero Michele no lo es menos, y además estaba demostrando entonces ser un auténtico currante.

Años después, Michele se incorporó al Departamento Comercial, en el Area de Grandes Clientes, junto a Julio. En el 2000 llegué yo y, salvo un breve impasse durante el que Michele se fue a marketing on Line, hemos sido compañeros hasta entonces. Obviamente no soy imparcial, pero me apetece afirmar que los tres hemos constituido el mejor equipo de trabajo de la empresa y parte del IBEX35. A lo largo de estos años hemos tenido junto a nosotros muy buena gente como Chisco, Fernando, Manolo, Raquel, Susana, Silvia, Juan, Magdalena, Carlos, Verónica (me olvidaba de esta mujer, fundamental en el último año) eso también suma. Pero el trío base con Magic Johnson, Byron Scott y Kareem Abdul Jabbar ha funcionado muy bien, ya lo creo :-)




Mágico equipo: Antoni, Julio, Susana, Chisco, Michele, Raquel (está claro que soy "el chico de la moto")



Desde que llegué a la división, Michele se volcó conmigo para enseñarme el sistema de trabajo del equipo, pasarme parte de sus clientes, y mostrarme el funcionamiento de las aplicaciones que se utilizaban entonces; el mítico Jasón por ejemplo, del que Michele era un Doctor y yo acabé siendo Licenciado.

Michele ha sido un compañero ejemplar, ideal, el mejor que tenido nunca. Siempre ayudándome, cubriendo mis ausencias, tapando mis faltas, subsanando mis errores. Cuando estoy a bordo de un avión o fuera del despacho, siempre he estado tranquilo porque sé que ahí está Michele atando los cabos sueltos (por suerte Carlos lleva un año que me está haciendo olvidar a Michele con la entrega que le pone). Creedme que cuando me enteré de su oferta para ir a Miami, me alegré tanto por él, tanto, me pareció tan justo que ni un solo instante se me ocurrió pensar: “¿ y por qué no me la hacen a mí esa oferta?”. Además, sé que Michele no dudó ni un instante en aceptar, y yo hubiese necesitado algunos días , como mínimo, para decidirme…





Un equipo que a Michele seguro que le mola: Carlos, Antoni, Julio, Elena, Michele


Joder Michele, estoy feliz de que por fin se hayan reconocido tu trabajo y tu talento. No es que tu hermano Carlo te haya catapultado, es que al revés, parece que te haya lastrado :-) Pero bueno, todo llega, y a ti te llega ahora... Sé que lo vas a hacer de puta madre allí. Lo único que has de hacer, tío, es pulir tu único gran defecto, que siempre te lo digo. Aunque no te lo crees, no todo el mundo es bueno. Nunca rechazas a nadie, nunca una mala palabra, nunca una crítica…. Pero en el mundo también hay cabrones, Michele, y a ti a veces te la pegan, en el sentido de que un auténtico cabrón te puede hacer pensar que es una buena persona. No hermano, el mal existe. Ya le he pedido a Elena que “vigile” para que abras los ojos y así identifiques a los cabrones del mundo.




Columpiándonos en Cuenca

Te deseo lo mejor, Michele. Te echaré de menos. ¿Ahora quién me besará la calva antes de los “partidos”? . El otro día miraba por la ventanilla de mi avión de regreso a casa, pensaba en nosotros, y creo que hemos sido como Mickey Rourke y Matt Dillon en la mítica peli Rumble Fish (La Ley de la Calle) de Coppola. Sí, yo soy el Chico de la Moto, el hermano mayor, el rebelde, el underground, el outsider, y tú eres Rusty James, el hermano menor, el chico de la calle, que sin embargo está más centrado e integrado. Rusty James admira al hermano mayor, pero debe ayudarle en la sociedad, como si realmente fuera el pequeño. Tío, Rusty James, tú eres el hermano que nunca he tenido. T’estimo molt. Y no te emociones, que te conozco. Nos veremos en Miami :-)


Rusty "Michele" James (Matt Dillon) y Motorcycle "Antoni" Boy (Mickey Rourke) en Rumble Fish

3 comentarios:

Nacho Cembellin dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Nacho Cembellin dijo...

Vaya!!!, Tengo un amigo que me dice lo mismo q tu a Michele. El dice que cualquier persona es suceptible de ser "cabrón" mientras no demuestre lo contrario y que yo, que pienso radicalemente lo contrario no debo entregarme tan facilmente y debo protegerme, que hay mucho cabrón suelto.

Se que no le falta razón, lo se desde siempre pero no puedo ni se cambiar. El problema lo tienen los que disfrazados por un marco de inseguridades buscan el dolor de otros para sentirse superiores o mejores según su triste rasero. Coño!!! que resentido ha sonado esto....

Bueno chaval, me debes una quedada aquí en la tele.... como te va la rodilla????. Yo estoy acojonado, mañana tengo 140 km de bici y de seguido 30 minutos de carrera a pie (empiezo la recta final, menudos tres meses me esperan). El sábado tengo 1,40 de carrera a pie a 150 de media (pulso) y 4.000 de agua por la tarde para terminar el domingo con cinco horas de bici.... en fin, paciencia que esto si que es vivir la Pasión.

20 de marzo de 2008 20:56

Luz Moreno dijo...

Mucha gente echaremos de menos a Michele, siempre con una sonrisa para todo el mundo,con su nervio, tesón y desparpajo le ira muy bien al otro lado del charco, y seguro que alguien te besara, Toni la calva antes de los partidos....