MIS ULTIMOS 30 DIAS

My graph

VERDADES COMO PUÑOS

"IF YOU ARE NEUTRAL IN SITUATIONS OF INJUSTICE, YOU HAVE CHOSEN THE SIDE OF THE OPPRESOR. If an elephant has its foot on the tail of a mouse and you say you are neutral, the mouse will not appreciate your neutrality " (SI ERES NEUTRAL ANTE SITUACIONES DE INJUSTICIA, HAS ELEGIDO EL BANDO DEL OPRESOR. Si un elefante pisa la cola de un ratón y dices que eres neutral, el ratón no apreciará tu neutralidad). DESMOND TUTU.


jueves, 13 de marzo de 2008

Ese musculito duele, y no es el corazón...

Undécimo día post-maratón. En el gimnasio me he encontrado a Oriol, al que también ví ayer. Me ha rectificado en dos datos que publiqué en el blog: uno, tiene 47 años y no 57; dos, la maratón del pasado día 2 supuso su quinta participación, no la segunda. Vaya, no me entero de nada… Pero me alegro de haber entendido mal; siendo Oriol más joven y más experimentado de lo que yo pensaba, sé que el año que viene haremos la maratón en menos de 3:15:00, ya lo creo :-)

Hemos comentado que sentimos molestias en el mismo lugar, un músculo lateral a la altura de la rodilla, de cuyo nombre no quiero acordarme ( y la verdad es que jamás lo he sabido). Lunes y martes he podido trotar a ritmo de 5’30”/ km, pero apenas 20 minutos, debido a esas molestias. Por precaución, ayer decidí no correr, y me dediqué a bíceps, tríceps, abdominales. Para acabar la rutina, 15’ de bici, buscando una frecuencia cardíaca superior al 75% de mi máxima, y ¡maldición! , el puñetero músculo también interviene en el pedaleo, me molestaba. A Oriol, que mientras yo estaba en la bici se dedicaba valientemente a hacer 5 series de 800 m a 4’00”/ km, le han advertido de que el músculo que nos produce molestias es difícil de estirar. Nacho Triatleta , Gaspar, Guillermo, ¿alguna idea para recuperar ese dichoso musculito?

Hoy, después de una sesión de deltoides, trapecio y lumbares, aunque estaba temeroso ante la posibilidad de nuevas molestias, me he decidido a correr. Después del trote inicial, me he puesto al ritmo suave de 5’ 30” / km, y después de 20 minutos totales sin que ningún músculo protestase, me he atrevido a mi ritmo de maratón de 4’ 57” / km, para acabar el entrenamiento progresando a 4’ 45” y pasando, con cierta osadía por mi parte, a realizar el último minuto al ritmo de 4’ 00” / km. Mis piernas lo han resistido, ¡es magnífico!

Los días pasan demasiado de prisa, me muero de ganas de hacer un entrenamiento como es debido, y veo como se aproxima amenazadora esa fecha del día 30 de marzo, mi próxima competición. Se trata de un 1.200 m. urbano, con una subida criminal en la salida, y llegada en bajada. El año pasado, con mucho menos entreno del que ahora llevo encima, conseguí el lugar 21º de 123 participantes. No se cronometró oficialmente, pero si no recuerdo mal, hice 4’ 17”, que no está mal. Intentaré bajar este año, pero aquí lo que busco no es marca, sino un buen lugar en la clasificación. Hay ciertas “presiones familiares” que hacen que necesite lucirme… Digamos que esta es una carrera popular organizada por cierto colegio al que asiste una niña que ha de sentirse orgullosa de un servidor. Creo que se entiende todo, ¿no? :-) De hecho, su madre en su día me aconsejó: “Déjate de maratones, y dedícate a este carrera”.

Un domingo después, el 6 de abril, participaré en la Cursa dels Bombers de Barcelona, 10.000 m. Nacho, mi triatleta favorito, me ha hablado de la supercompensación que se produce algunas semanas después del maratón, y que te permite “pulverizar cualquier marca”. Animado por estas palabras, ¡he llegado a anunciar públicamente mi intención de bajar de los 40’! Pero esas molestias, y la caña que me daré en la carrera de 1.200, me obligan a ser prudente. Así que Nacho, déjame que me conforme con mejorar mi marca, que está en 42’ 17” :-)

Bien, antes de eso será el 1200 y me quedan 2 semanas. La semana que viene voy a incrementar los entrenamientos, en tiempo y ritmo de carrera, y al menos un día, hacia final de semana, voy a intentar ya hacer unas series muy rápidas, 400 m a ritmo infernal, pongamos 6 ó 7 series a 3’ 20” / km. 18 km/h, asusta más expresado de esta forma. Espero que los isquiotibiales aguanten, el derecho me está recordando su existencia desde la ½ Maratón, y de eso ya hace 5 semanas…

Me despido por hoy, pidiendo a mis lectores un poco de paciencia, porque antes de que acabe este fin de semana publicaré mi última entrega maratoniana, que como no podía ser de otro modo, será la mejor y más interesante. De Júpiter al infinito...

2 comentarios:

Oriol R. dijo...

Toni, volvemos a coincidir en una competición: Bombers de Barcelona, y con identica meta: bajar de los 40'. Yo estoy un poquíiiito más cerca: el último 10.000 fue la san silvestre e hice 41:40.
Un minuto y cuarenta segundos pueden ser una eternidad y el ritmo de 4 min/Km un infierno.
Lo que estoy seguro es que ambos mejoraremos marca y nos acercaremos más a esa meta (que caerá antes de fin de año, seguro!!!). Por cierto, estaremos en el mismo cajón de salida: sub43'

Nacho Cembellin dijo...

Ese musculito de la rodilla sólo te está advirtiendo. Tu uerpoo esel más sabio de los fisio, ostiopatas o traumatologos pero sin embargo es al q menos escuchamos. Cando alguien me pregunta siempe digo lo mismo, ve a tu fisio de confianza y hazle caso y en caso de duda, para!!!!. No me harás caso pero estas en el momento más fácil para lesionarte.... Tranquiiiiiiiiiiilo.