MIS ULTIMOS 30 DIAS

My graph

VERDADES COMO PUÑOS

"IF YOU ARE NEUTRAL IN SITUATIONS OF INJUSTICE, YOU HAVE CHOSEN THE SIDE OF THE OPPRESOR. If an elephant has its foot on the tail of a mouse and you say you are neutral, the mouse will not appreciate your neutrality " (SI ERES NEUTRAL ANTE SITUACIONES DE INJUSTICIA, HAS ELEGIDO EL BANDO DEL OPRESOR. Si un elefante pisa la cola de un ratón y dices que eres neutral, el ratón no apreciará tu neutralidad). DESMOND TUTU.


sábado, 15 de marzo de 2008

Lamento de un pétalo de rosa en mitad del hielo

La tarde del viernes he tenido el privilegio de asistir a una de las sesiones de grabación del nuevo disco de Burruezo & Bohemia Camerata, que aún no tiene título y que saldrá al mercado hacia octubre. Pedro Burruezo fue el fundador y líder de Claustrofobia, grupo en el que milité desde sus inicios en 1982 hasta 1987. A pesar de mi corta estancia, el saldo final dice que he participado en 5 de los 7 discos que Claustrofobia editó. Pero bueno, no era de Claustrofobia de lo que quería hablar sino de Pedro y su nuevo disco: el que desee más información sobre Claustro puede consultar la página web en http://www.claustrofobia.tk .
Digo que ha sido un privilegio, porque estar acompañado de personas de tan gran talento le hace sentirse a uno pequeñito. Ha estado por allí Lea Shalom, la magnífica, inmensa violinista de la Bohemia Camerata, que atesora una serie de premios internacionales de interpretación. También Paula Veiga, que a su preciosa voz – que figura en pocas grabaciones: dos canciones en “24’ Minutes Demo” de Five Minutes Gang, algunos temas del recopilatorio de 1999 “Les Trésors” de Claustrofobia y “Espacio, Tiempo, Infinito” , pieza no publicada junto a Nostromo – une su gran talento para las artes plásticas en general. Y por supuesto, Pedro Burruezo, para mí uno de los mejores compositores de Europa y uno de los intérpretes más apasionados que se han visto jamás sobre un escenario.

Lea hace algunas indicaciones a Pedro y Paula descansa

Ya en Claustrofobia, Pedro había demostrado su capacidad para crear bonitas e intensas canciones pop. Años después, está sumergido en la permanente búsqueda del Alma de la Música, creando él un nuevo camino. Si Claustrofobia hizo posible que a finales de siglo hayan existido bandas de éxito como Chambao u Ojos de Brujo, hijos del mestizaje para el que la música española no estaba preparada todavía en 1986, Pedro hoy en día ha creado un género en sí mismo. Su evolución musical es impresionante y modélica.
Paula ensaya su coro bajo la dirección de Pedro

En el primer disco sin Claustrofobia - ya en 2005 con la Bohemia Camerata - llamado “Barcelona Intimissimo Café”, se encuentran 3 enormes canciones , “El Vendaval”, “A Lacandona” y la maravillosa, sobrecogedora “Amigo Mío”. Sólo por esas 3 piezas el disco merece un lugar destacado en la música popular europea del siglo XXI. Ahora Pedro para este nuevo disco está dando una vuelta de tuerca más, creando canciones LLENAS DE MÚSICA. Sí, en estos tiempos de “operaciones triunfo” y “famas”, de mediocres artistas y más mediocres y banales aún cancioncitas, Pedro sorprende al oyente con arreglos exquisitos, interpretados por él mismo y sus impecables colaboradores.
Paula relajada después de su interpretación

El disco está basado en la última “obsesión” de Pedro, la filosofía sufí, y es un recorrido musical por esa sabiduría ilustrada con sonoridades árabes, cristianas, judías, mediterráneas, orientales, clásicas… Interpretadas por instrumentos raciales como acordeones, laúdes… No sé me ocurre otra forma de decirlo. Bueno sí, diría que Pedro ha creado el género que voy a bautizar como “Psychedelic Burruezo”, pues sus canciones hacen soñar y viajar a mundos lejanos o al interior de uno mismo.

Pedro prueba un arreglo.
He tenido la oportunidad de escuchar algunos temas – aún no están mezclados – de los 13 que compondrán el disco, y mi impresión es que Pedro va a superar de largo lo logrado en Barcelona Intimissimo Café. Hace dos semanas ya disfrute con “Tauhid Café”- “Fairuz” y una personalísima versión de “El Cant dels Ocells”, en clave downtempo que podría ser un hit en los clubs, aunque a Pedro hace ya mucho tiempo que eso dejó de importarle, si es que le ha importado alguna vez (sospecho que nunca). Hoy he vuelto a escuchar las 2 primeras canciones, he gozado con “Alhambra Taswwuf” – versión de “Recuerdos de la Alhambra” del maestro Tárrega – y la sorprendente, bella y emotiva “Lamento de un pétalo de rosa en mitad del hielo”.

Como ya le dije a Pedro hace dos semanas, en cada una de estas canciones hay “tanta música”, tantos arreglos que yo con una sola de ellas sería capaz de llenar un disco triple de house y minimal techno. Ay, ese “Lamento…”… Empecé la tarde pensando que “no era para mí” y ahora me parece una canción tan bonita… La dulce voz de Paula en el coro emociona, y la “tercera capa” vocal añadida por Jovic Sagristà – el fiel y valioso colaborador de Pedro desde mi marcha de Claustrofobia - crean una atmósfera mágica.
Jovic escucha con atención la última parte grabada

Orgulloso estoy de, aunque no he interpretado nada en el disco, haber aportado alguna sugerencia, como indicar a Pedro que rehiciese una de sus partes vocales (ya sugerí lo mismo en otro tema durante la anterior sesión a la que asistí). Ah, Pedro, no olvides que en “Tauhid Café”, después del corte final , la irrupción de los coros que dicen “Bismillah” ha de ser apoteósica, fuerte, “como abrir de golpe la ventana de una habitación en la penumbra y ser golpeado por la visión del infinito cielo azul, el mar y el horizonte”. Sé que me harás caso, maestro. ¡Va a ser un gran disco, Pedro Al Burruezyn! Insha’ Allah :-)
Antoni escucha concentrado por si se le ocurre algo...

Y a vosotros mis lectores os digo, si Pedro y su Bohemia Camerata actúan cerca de vuestra ciudad, no dejéis de asistir al espectáculo. Porque si hay que destacar una característica que Pedro comparte conmigo es que no deja a nadie indiferente

3 comentarios:

Nacho Cembellin dijo...

Si algo envidio en esta vida, por supuesto sanamente es no tener la sensibilidad suficiente como para tocar un instrumento musical. Adoro la música, no soy un experto y navego entre todo tipo de estilos pero a pesar de no saber, no entiendo un día de mi vida sin un rato de buena música.

Manu Mart. dijo...

Querido Nacho, espero que leas esto. Alguien dijo sabiamente algún día que cuánto más te gusta una cosa, te das cuenta de lo ignorante que eres. Y aún así, existen determinados campos en los que la ignorancia es bienvenida, tales como la música, la cocina (ese gran arte tan, para mi gusto, poco valorado, a pesar de eventos como Alimentaria a los que la gente va simplemente a comer gratis y llevarse a su casa muestras gratuitas de comida...como puede ser que fuera noticia en antena 3 la pizza de tortilla de patatas si mi madre ya nos la hacía a mis hermanos y a mí cuando éramos pequeños y era deliciosa...no hablo de que un ingrediente sea la tortilla, hablo de que la base es la tortilla!), la fotografía o incluso los viajes, otro arte y esto se lo defiendo yo a quien haga falta.

En fin, yo os envidio a vosotros por vuestra capacidad de sacrificio, que choca con mi estado actual vital, la senda abierta en los años 80 por muchos congéneres madrileños y que me han hecho ser lo que soy ahora, un tremendo canalla que utiliza sus horas de ocio para sentarse en la barra de un bar con una bella señorita y la trata de seducir entre historias, humo y Bloody Mary's.
Lo que quiero decir con esto es que vuestros comentarios me hacen ver que en algún momento de mi vida he de dedicar más tiempo al ejercicio físico, aunque os aseguro que entre lo que me río y el mundo femenino que se muestra ante mí, debido a mi recién estrenada soltería, las dos cosas, provocan un ejercicio extra de la región abdominal que ya le gustaría a muchos atletas.

En fin, que no sé a qué ha venido este speech, pero me quería solidarizar con tu comentario nacho.

PD: gran guiño a la Hendrick's Toni, con el título de este post...has probado ya la islandesa que te recomendé?

Nostromo dijo...

Manu,

si lees mi post " 4 Júpiter y mas allá del infinito" sobre la maratón, o al menos su final, verás que cuando vuelvas al deporte estarás más preparado aún de lo que ya estás para satisfacer a las damas con las que compartes los Bloody Mary.

Y no, el título de mi post no es un homenaje a la Hendrick's, aunque bien podría serlo, ¡sí señor!. Es el título de una de las canciones que van en el próximo disco de Burruezo.

No, todavía no he tenido el placer de probar a la señorita islandesa Martin Millers. El próximo día que vayamos al Dry Martini nos pediremos el idem con esa nórdica, ¿te parece bien, rey de las camas? :-)