MIS ULTIMOS 30 DIAS

My graph

VERDADES COMO PUÑOS

"Teletrabajar el 100% del tiempo es una mierda. Trabajar presencialmente el 100% del tiempo es una mierda aún mayor" (ANTONI BALTAR)

miércoles, 12 de diciembre de 2018

Campeón en la Renault Street Run La Sansi Viladecans 5k, categoría M55

(5k, 2.12.2012)




Dos semanas después de conseguir el subcampeonato de Catalunya de Media Maratón en mi debut con La Sansi, me presento a esta carrera que organiza mi club, junto a Renault y Atresmedia. Hay versión 5k y 10k, pero como sólo puntúa la de 5k en Championchip, a pesar de que ya no voy necesitado de puntos, con la segunda posición de la categoría prácticamente garantizada - es imposible que atrape al líder, y el tercero tampoco me podrá pillar a mí - , decido correr el 5k. La Sansi tiene la sana y buena costumbre de publicar no sólo la lista de inscritos, sino la mejor marca del año de cada participante, con lo que se puede estudiar a los rivales que te encontrarás. Gracias a ello, veo con satisfacción que soy favorito para la victoria en mi categoría, aunque nunca hay que fiarse. Ya me pasó en la cursa DIR Mossos d'Esquadra en Sant Cugat y la Cursa de Sant Martí, en las que aparecieron rivales con los que no contaba.

Es un día en el que la temperatura ha subido y luce el sol. Yo prefiero temperaturas bajas, aunque la verdad es que se podrá correr bien, a pesar de que la carrera empieza tarde, a las 10:30. Eso es algo habitual en La Sansi en este tipo de carreras de pequeño-mediano formato, para intentar atraer a más participantes jóvenes. Además, habrá carreras infantiles, con 3 salidas.

Me enfundo por primera vez la camiseta de competición de mi club - En Ripoll corrí con una camiseta de La Sansi, pero de participante en otra carrera - , y veremos de rendirle homenaje con una victoria.


Iniciando el calentamiento (foto de David Gubau)


He llegado con mi compañero de gym Oriol Riba, al que motivo para recordarle que según mis cálculos, debería acompañarme en el podio. En la salida veo a Enric Ribera y Eric Carreras, tantas veces compañeros corriendo a la par en Medias, sobre todo. Ellos correrán el 10k, y en estos momentos están ya firmando marcas sub 39, no está nada mal. Como mi objetivo es, sí o sí, bajar de 20", pero intentar correr en 19:40 ( a 3:56 el km), pienso que podría ir con ellos a tipo 3:54, que lleva en 10k a 39'. Nos ponemos juntos y se da la salida, pero es estrecha y sinuosa, como ya estaba advertido por David Jiménez desde el imprescindible Blog Maldito . De hecho, me veo tan presionado a izquierda y derecha que tengo que sacar codos para marcar territorio. Enric se ha escurrido como una veloz comadreja - jajajaja! - y no he podido seguirle. 

Salida de la cursa (foto de La Sansi)

Detalle de la salida. Delante Enric, luego yo y Eric Carreras. A la izquierda al fondo, al lado del marcador con camiseta negra, Jordi Puigdollers, que me ayudó en el último km (foto de La Sansi)


(Foto de La Sansi)


En fin, nada más empezar mi estrategia se ha ido a pique, porque Enric se ha lanzado y yo trato de seguir a Eric, pero enseguida veo que no va a ser posible. La salida es más bien estrecha, como se puede apreciar en la siguiente foto:

(foto de Cano Fotosports)

El primer km me sale a 3:55, no está mal, pero cuando he mirado el cronómetro me hubiera gustado que hubiera sido menos tiempo. Digamos que he sentido que he salido como una cabra loca, pero el ritmo realmente es el que buscaba. Así que la cosa irá justita, me temo. 


Paso por zona de salida, después del primer km. El atleta que me precede, calzado con una especie de espardenyes,  es Manuel Richard, que quedó campeón de la misma categoría que yo (M55), pero de la carrera de 10k. Impresionante su ritmo (foto de La Sansi)


El principio de la carrera es una especie de circunvalación al Parc de la Marina, volviendo a pasar por la salida. Intento fijar el ritmo, buscar referencias. Noto cierta incomodidad, a pesar de que el pulso no es excesivo, ni mucho menos. De alguna manera estoy compitiendo en "modo 10k", pero esto es un 5k, hay que estar dispuesto al discurso que siempre repito: En el 5k se sufre un poco más que en el 10k, pero dura menos de la mitad del tiempo. Pero hay que saber sufrir. De eso he hablado con Miguel Angel López Fernández, compañero en La Sansi, en el previo de la carrera. Me ha contado que corrió el 1500 en el reciente Mundial de Veteranos de Málaga, categoría M35. ¡Envidia! Competir en un Mundial, y llegar a semis, si mal no recuerdo, o al menos pasar varias eliminatorias. ¡Enorme, Miguel Angel!

Marta Castroviejo, que resultó la ganadora absoluta femenina. En el gupo perseguidor, con la camiseta amarilla de La Sansi, Miguel Ángel (foto de La Sansi)



Mirando el tiempo de paso por el km 2. Conmigo, todavía el que resultó campeón M55 del 10k. Un poco más adelante, Sònia Giménez, atleta del Pratenc que tuve como referencia hasta que la pasé poco después. Sònia finalizó tercera en la categoría F35 (foto de La Sansi)

A la altura del km 2, estoy junto al atleta de las espardenyes. Se me va escapando, y yo también paso a la chica que seguía. Este km ha salido bastante rápido, pero el tercero ya será otro cantar. El parcial cae a 4 el km. Habrá que luchar más. Por cierto, en aquel momento no lo sabía, pero Jordi Puigdollers, que competía en 5k, me pisaba los talones

Jordi Puigdollers, a la izquierda, vestido de negro (foto de La Sansi)

Sé que he de sufrir, pero mi siguiente parcial no mejora mucho, llego al km 4 en tambíen a un ritmo de 4 el km. Conclusión: he de darlo todo, no puedo dormirme si quiero firmar la marca que considero mínimamente aceptable, sub 20'.

(foto de Cano Fotosports)

Hacia ese punto, me alcanza Jordi Puigdollers. Yo ya estoy sufriendo, me cuesta seguir el ritmo. Pero la presencia de Jordi me ayuda muchísimo. Me esfuerzo por mantenerme a su lado, y lo consigo , no nos separamos hasta la bifurcacíon que a mí me lleva a meta, y el continúa para el 10k. Nos deseamos suerte, y voy con todo lo que me queda hacia meta, deben faltar unos 400 metros. Creo que lo voy a conseguir, pero no se puede vacilar ni un instante. 

(foto de David Gubau)

Bien, al llegar a meta veo que el reloj aún no marca el minuto 20, lo he conseguido. Mi tiempo real es 19:52, está bien. Enric y Eric, que luego me entero que han corrido juntos prácticamente toda la carrera, bajan ambos de 39', y sobrados. Eso es correr. Mi estrategia de correr junto a ellos toda la carrera no fue posible ni siquiera en los primeros metros... 

Nada, a esperar resultados. Oriol está por alli, ha acabado en 21:34. 

Oriol Riba (foto de David Gubau)


Oriol se tiene que marchar, lo cual es una pena. Enric Ribera va y me dice que ha odio mi nombre por megafonía, que he quedado tercero. Mi cara es de mosqueo. ¿Tercero? ¿Y de dónde han salido el primero y el segundo? En fin. Espero que cuelguen las clasificaciones. Mi decepción inicial se muta en euforia. ¡PRIMERO! Y Oriol, tercero. Claro, amigo Enric, que me oíste mencionar en tercer lugar, pero se mencionan en orden inverso: tercero, segundo , primero :-)


Como se ve, victoria clara, más de 30" en tiempo real respecto al segundo. Y otro buen amigo, Vicenç Solé, campeón de la M65. Magnífico. 

Marta Castroviejo posando con el "Copón" de La Sansi, en cuyas placas figuran los campeones históricos (foto de La Sansi)

Yendo a la zona de podium, con el "presi" José Luis Blanco 

Lamentablemente, mi momento de gloria será discreto, porque la tardanza en la entregas de premios - primero se celebran 3 series infantiles - hace que algunos desistan. Oriol, por ejemplo, tenía que marcharse. Pero da igual, es encomiable el esfuerzo de organizar categorías infantiles, dan un color y calor especial a estas carreras. ¡Hay que crear afición!

Ya que no está Oriol, me hago con su dorsal y le rindo homenaje en el podium:

(foto de Vicenç Solé)

Con Vicenç Solé (foto de Olga)

(foto de La Sansi)

Algo curioso es que esta carrera está organizada por Atresmedia. Que yo trabaje en la competencia le da a mi victoria un morbo añadido ;-)

Con José Luis Blanco (La Sansi) y Pablo Gálvez (Atresmedia Publicidad) (foto de José Luis Blanco)


con la cinta de la carrera (foto de José Luis Blanco)


Y poco más. Días después, monto en el gym el podium de la carrera, que no pudo ser en su momento por la ausencia de Oriol

(foto de Stefano Celli)


Y cuatro días después, la mítica Cursa de Sant Andreu, también 5k. Este año el recorrido no será tan bonito, porque el habitual regreso a meta se hará por Torras i Bages y no por Gran de Sant Andreu , una vez más en obras. Podría aspirar a podium, a pesar de que en esta carrera mi categoría es M50, no M55; el año pasado quedé quinto, con una marca, 19:25,  que en 2016 me habría otorgado la tercera posición (sólo dos atletas mayores de 50 bajaron de 20'). Este año se ha apuntado Enric Ribera, que está intratable, así que ganar está imposible. El propio Enric me advierte que además  está inscrito Jose Aranda, un corredor de su club especializado en pista y cros, para la que esta carrera es pan comido; el año pasado ya ganó la categoría con, atención, 17:06. Además está inscrito Miguel Nieto, especialista en 5k y 10k y, aunque con marcas en declive, sigue siendo más rápido que yo. Y luego hay otros corredores que el año pasado quearon por delante de mí,  Así que voy con realismo a esta carrera, a hacer la mejor marca posible y disfrutar.

Salida de la carrera (foto de Fernando Yika)


La salida es muy accidentada para mí, un corredor me pisa y casi se me sale la zapatilla. Se disculpa. Sé que ha sido totalmente involuntario y que además, seguro que es un tipo que tiene cuidado, es un veterano al que tengo ya visto muchas veces; de quien nunca puedes ni debes fiarte es de jovenzuelos acelerados. 

Salida desde otro angulo. Borrosa en primer plano Yolanda Riera, que quedó campeona femenina. Detrás de mí, en azul, Fernando, que me pisó involuntariamente. Quedó 9º de mi categoría, con 18:57 (foto de carlos Sánchez)

La verdad es que todo se queda en un susto, y aprovecho la bajada y firmo un primer parcial buenísimo, 3:38. Ahora hay que gestionar bien ese colchón. Mola, porque el pulso está alto, no como en Viladecans, que me dio la sensación de que no me acababa de exprimir. 


Calle del Segre, Km 1,2 (foto de Miquel Martínez)

Ya cogemos la calle del Segre y luego el paseo Torras i Bages, que supone un falso llano en ligera subida. La cosa va bien, llego con un parcial de 3:58. No lo he mencionado, pero mi objetivo de hoy sería mejorar mi discreta marca de 19:52 de hace 4 días. Seguimos en ese ligero ascenso, para llegar al km 3, donde se derá la vuelta pocos metros después para iniciar el descenso. Al km 3 en parcial de 3:59. Los parciales no son ninguna maravilla, pero no puedo reprocharme nada, estoy con un promedio cercano a 180 pulsaciones, cuando mi máxima es 189. Estoy luchando, pero no sufro, estoy casi cómodo, para ser un 5k.

He intentado tener como referencia a Miguel Nieto, pero le tengo demasiado lejos, no hay manera. El atleta que pensaba que era él es Fernando, el del pisotón, y tampoco le atraparé. Si hubiese sospechado que era de mi categoría, quizás hubiera podido exprimirme algo más, no lo sé...

Nada, al km 4 con un parcial de 4:00. La marca de Viladecans será mejorada, pero no me duermo. Ahora al llegar a la Rambla la meta estará aún lejos, a 500 metros , y es una subida clara, hay que darlo todo. 

A media subida hacia meta. Al atleta que va delante le alcanzaré en poco tiempo (foto de Ariadna Clayton)


Me esfuerzo, sí, y entro al sprint, con un último parcial de 3:52, meritorio por que de ese km la mitad ha sido en subida. Muy contento cuando veo que mi tiempo es 19:25. Con esa marca igualo la que realicé el año pasado, exactamente la misma, y supone mi segunda mejor marca de todos los tiempos (la mejor no es ninguna maravilla, 19:12).

Me quedaron fuerzas para saludar a Carlos Sánchez en la recta de meta (foto de Carlos Sánchez)


Vale, no esperaba podium, pero imaginaba que Enric sí, y yo una quinta posición. Pues no señores: duodécima posición. Ha habido nivelazo: 19 atletas M50 por debajo de 20' (cuando hace 2 años sólo fueron dos). El campeón, 16:45, y el tercero, 18:07. Brutal. Me quedo muy contento, porque aunque ahora tengo adicción a los podiums, y bno conseguirlos puede frustarme, estoy muy contento de la carrera de hoy, de mi rendimiento y de la marca. Acabaremos el año con la Mitja de Vilanova, donde espero bajar de nuevo de 1:30 y no sufrir demasiado para conseguirlo, y la inevitable Nassos.