MIS ULTIMOS 30 DIAS

My graph

VERDADES COMO PUÑOS

"Teletrabajar el 100% del tiempo es una mierda. Trabajar presencialmente el 100% del tiempo es una mierda aún mayor" (ANTONI BALTAR)

jueves, 8 de noviembre de 2018

Campeón M55 II Challenge Mitges Maratons Federació Catalana d'Atletisme 2018



(2ª CHALLENGE MITGES MARATONS de la Federació Catalana d'Atletisme (Octubre 2017-Abril 2018).




Esta segunda edición de la Challenge de MItges Maratons, tutelada por la Federació Catalana de Atletisme, se inicia el 22 de octubre de 2017, con la 1/2 del Mediterrani. En esta primera carrera no participo, ya que apenas una semana antes he competido en Palma, en el Campeonato de España Master de Maratón. 3 semanas después de Palma, se celebra la 1/2 del Prat. Me apetece correrla, nunca lo he hecho, aunque un medio maratón sólo 3 semanas después de un maratón no es prudente. 

Tomo la salida junto a mi amigo Enric Ribera, que en la edición anterior se proclamó campeón de la Challenge en la categorÍa M45, lo que tiene un enorme mérito, ya que Enric muy pronto pasará ya a la M55, categoría en la que yo ya milito, al haber cumplido los 55 en 2018.

Salida de la Mitja del Prat, junto a Enric Ribera . Delante, a la derecha de la foto, Eric Carreras (foto de Running.es)

Salimos con la idea de bajar de 1:30, sin más pretensiones. Pero el concepto de Enric de "bajar de 1:30" es muy amplio. Yo soy bastante preciso, para mí bajar de 1:30 es acabar en 1:29:59. A Enric le gusta más la holgura :-) Viene de hacer 1:28:11 en Mediterrani. Para mí el 1:30 es más que suficiente hoy. Enric pronto se despegará. Yo me conformaré con seguir a la liebre de sub 1:30. La verdad, me da un poco de rabia que un ritmo que en teoría tengo más que dominado, en estos momentos me cueste tanto. 

(foto de Judit Martín)


Lucho, pero a partir del km 15 empiezo a sufrir, me despego, y aunque intento reengacharme hacia el final, no lo consigo. Acabo en 1:30:50. Enric 1:28:38. No me deja satisfecho la carrera, pero lo que cuenta, la puntuación es buena, 79.39, que a la postre será una de mis mejores resultados. Según el reglamento de la Challenge puntuarán las 6 mejores carreras, de un total de 11 posibles. Si no recuerdo mal, al convocar la Challenge eran 9 las pruebas, pero finalmente acabaron añadiéndose también las Mitges de Gavà y la Costa Barcelona-Maresme. 

Entrando en meta en la Mitja del Prat (foto de Running.es)


Después de un muy aceptable sub 41 en Jean Bouin, y de un 19:25 en los 5k de Sant Andreu (quedando 5º de categoría), me planto en la MItja de Vilanova, donde también tomo la salida con Enric Ribera. Mi objetivo es bajar de 1:29. Esta vez vamos juntos una buena parte del recorrido, pero finalmente no puedo seguirle y le invito a que se vaya. Cuando me recupero, le mantengo de referencia visual casi toda la carrera, pero aunque siento que estoy cerca, no consigo darle alcance.

Hoy es un día para mí bastante mejor que en el Prat, ya plenamente recuperado del maratón. Contra mi aconsejable costumbre de no estrenar nada el día de carrera, me he puesto los manguitos que regalaban, pues el día es muy frío y se agradecen. Me siento bien durante la carrera, veo el sub 1:30 aseguradísimo y me lanzo en pos de Enric y el sub 1:29 deseado. Lo consigo, con 1:28:42. Enric me supera por 19".

Entrada en meta en Vilanova

Muy contento por el resultado, pero paradójicamente la puntuación (78.63) es menor que en el Prat . Eso de que la puntuación pivote sobre el ganador trae estos efectos. Soy un ferviente defensor de que se homogenicen las categorías de las carreras, y que la puntuación se obtenga sobre el líder de cada una de ellas. Más complicado de definir el algortimo, lo sé, pero los resultados tendrían mucho más sentido.

Bien, después de celebrar el fin de año con un decepcionante resultado en Nassos (41:21), llega la Mitja de Sitges. Y ahí que te voy con Enric Ribera, desde la salida. El objetivo es mejorar la marca obtenida en Vilanova 4 semanas antes.


La salida, por el bonito Passeig Marítim de Sitges (foto de JJ Vico)

Como en Vilanova, salgo junto a Enric, pero llega un momento en que no puedo seguirle y prefiero llevar mi ritmo. Hoy también es un día más bien frío, y decido lucir de nuevo los manguitos. Pero cometo un grave error; no me aplico vaselina. Y a partir de la primera mitad de la carrera, sufrí rozamientos que escocían bastante. Vamos, tanto que el rastro de la quemadura en la piel me duró como 3 meses; no exagero nada.  


Kms finales de la MItja de Sitges (foto de JJ Vico)

Finalmente, no sin luchar, consigo mi objetivo de mejorar levemente la marca de Vilanova con 1:28:31, aunque me quedo algo lejos de mi mejor marca en Sitges, que conseguí en el ya lejano 2013 (1:27:38). Enric ha hecho un carrerón; con 1:27:14 mejora más de un minuto lo conseguido en Vilanova.



Cruzando la meta de la Mitja de Sitges (foto de www.visitsitges.com)

La puntuación de la carrera es buena, 79.82, entrará finalmente junto a Prat y Vilanova entre mis 6 mejores puntuaciones. Ahora, después de la mitad de las carreras puntuadas, llega el momento de estudiar la clasificación y los posibles rivales. Ocupo en estos momentos el 4º puesto de la clasificación, pero los tres corredores que me preceden llevan ya 4 carreras, yo sólo tres, y mi promedio de puntos es el más alto de todos los primeros clasificados. Por debajo, con sólo 1 ó 2 carreras, hay algún rival temible, pero por Championchip veo que compite en pocas carreras, así que es posible que no deba preocuparme.

Bueno, a este punto ya estoy decidido a ir a por la Challenge, y para ello debo competir en más carreras de las que me gustaría, ya que estoy preparando el Maratón de Barcelona. Para mí en pleno ciclo de maratón lo ideal suele ser alternar un domingo de tirada larga con otro de competición de Media Maratón, pero el calendario es el que es. Además, si quiero la Challenge hay que competir. Así que 3 semanas seguidas de competición en Media Maratón: Sitges, Terrassa y Santa Coloma.

Y me doy mucha caña. El martes después de Sitges, en lugar de mi habitual trote de recuperación, hago calidad , un intenso 5 x 2000 (R 400 m) a 4:04 /km, o sea, un ritmo más rápido que mis dos últimas competiciones de 10k.

Y el domingo la Mitja de Terrassa, mi debut en este circuito. Un perfil terrible, con subidas infinitas. Enric no correrá esta vez (prefiere los 10k de Sant Antoni), pero me advierte que con respecto a Sitges vaya pensando en perder 2-3 minutos, quizá más... Me planteo bajar de 1:30. 

Con la liebre sub 1:30 en la Mitja de Terrassa. Le dejaría atrás kms después (foto de Cristóbal Castro)

Además del temible perfil, tuvimos un gran enemigo en el viento, que en ocasiones soplaba lateral y me hacía tambalearme. Por suerte el público de Terrassa sí responde (sus vecinos de Sabadell tienen una Mitja bastante más deslucida; es curioso). En esta carrera disfruté, a pesar de sufrir y batallar mucho. Buscando sub 1:30 casi firmo sub 1:29. Se queda en 1:29:09 y 5º de categoría). ¡No está nada mal! Pero lo que decía del sistema de puntuación me perjudica muchísimo - bueno, a mí y a todos los participantes de hoy - , ya que un tal Carles Castillejo, que había anunciado que haría de liebre para que otro atleta batiera el record de esta Mitja, decide correr hasta el final y acabar con un estratosférico 1:03:54, mejorando su marca del año anterior en más de 3 minutos. ¡Una barbaridad! Así que Terrassa no entrará entre mis 6 carreras puntuadas.

Total, que de esta Mitja, que es de las carreras de la Challenge, o más aún, de este año de las que más satisfecho he quedado, en las que creo que mi rendimiento ha sido mejor, me reporta sólo unos raquíticos 71,68 puntos... Pero bueno, ya estoy en segunda posicíon, con una carrera menos que el primero. 

La siguiente para acabar esta trilogía va a ser la Mitja Colomenca. Bruto que es uno, el martes también prescindo del trote de recuperación y lo sustituyo por un magnífico entreno de velocidad, 4 x [ 3 x 400] a 3:36 /km. Convenzo a Enric de que se apunte a esta Mitja, de la que guardo gran recuerdo, ya que resulté campeón de categoría el año anterior. Este año no podré defender título, ya que han cambiado las categorías; yo gané la de 50 a 60 años, y este año es de 45 a 54. Como en la fecha de competicíon aún no he cumplido los 55 me he de fastidiar. Lástima.

Calentado en la recta de salida poco antes de empezar (foto de Carlos Sánchez)

El año pasado firmé 1:28:50 en esta Mitja de recorrido difícil, con una subida suave pero prolongada por la carretera de la Roca, y la consiguiente bajada de regreso a Santako. Me pongo como objetivo 1:27:33. La lógica es: si el año pasado con 1:28:50 luego logré 1:26:51 en BCN, como este año quiero conseguir 1:25:59, en la Colomenca con la misma proporción de mejora, debería acabar en 1:27:33. 



Salida de la MItja Colomenca (foto de Carlos Sánchez)


Una vez más, Enric y yo salimos juntos. Y como siempre, le dejo marchar. Aunque hoy finalmente no conseguimos los resultados apetecidos. Él saca 1:27:57, peor que en Sitges, y yo no consigo mi objetivo y me voy a 1:28:42, también peor que mi marca de Sitges, cuando el año pasado sí conseguí mejorarla. Pero hay un gran consuelo, me llevo una buena cantidad de puntos, 84.13. Será esta la carrera en la que más puntos consiga en la Challenge. Además, con este resultado ya me pongo líder de la clasificación.


Entrando en pista hacia la meta. Obsérvese que mi mano izquierda parece pertenecer a un batracio extraterrestre (foto de Sandra Pérez)

Ha sido una pena que hayan movido las categorías este año. He caído a la posición 23 de sobre 171, que es un resultado excelente, teniendo en cuanta que la categoría es de 45 a 54 años, y que por tanto soy el anciano de la misma. "Inevitablemente", miro qué hubiera pasado de competir en la categoría M6 (a partir de 55 años). Estas cosas a veces es mejor no saberlas, y esta es una de esas ocasiones: hubiera sido campeón, sacándole al auténtico ganador más de un minuto. En fin, qué hi farem!


Entrada en meta (foto de Antonio Pulido)


La siguiente carrera puntuable es la Mitja de Granollers; me hubiera apetecido correrla, no lo hago desde 2015, pero 4 mitges a tope seguidas es una locura. De hecho, ya ha sido muy arriesgado mi plan: 3 medias maratones a tope consecutivos, manteniendo la sesión de calidad de los martes. Y mis piernas lo notan, gran sensación de sobrecarga, sobre todo en los gemelos. Así que para las siguientes competiciones cambio mis medias ASICS de compresión ligera por las Medialast de mayor compresión. 

El no competir en Granollers me hace perder la primera posición de la tabla, pero me mantengo segundo y mi promedio de puntuación spera en casi 7 puntos al líder y en casi 4 a mi inmediato perseguidor; es un margen suficiente, porque muchos de estos campeonatos o ligas se deciden por décimas. 

Ya llega la Mitja de Barcelona, donde el objetivo es 1:26. Creo que es realizable, a pesar de no haber logrado la marca deseada en Santa Coloma. MI resultado ha sido mejor que el año anterior, y además, en la MItja BCN 2017 la combinación calor-humedad fue mortal; este año se espera un clima algo más fresco. En la práctica, no lo fue tanto. 

Salida de la Mitja Marató de Barcelona (foto de Carlos Sánchez)

Esta vez no salgo con Enric, y tampoco consigo superarle, porque no logro ese 1:26. Me quedo en 1:26:51, y mi amigo me supera por 21". La carrera no ha estado mal, pero me siento algo culpable porque creo que tenía que haberme quedado más cerca del objetivo de 1:26. Esta carrera, tan masiva, era lógico que no me puntuara entre las 6 mejores; obtengo tan solo 74.77 puntos. La paradoja está en que ese 1:26:51 es mi tercera mejor marca de todos los tiempos y mi mejor marca en esta Challege. No corría una media tan buena desde 2013 (cuando conseguí MMP en Granollers con 1:27:07, y 14 días después,  nueva MMP y primer sub 1:26 con 1:25:57 en BCN). La curiosidad de la marca lograda hoy es que es la primera vez que me quedo entre 1:25 y 1:27. Mis anteriores sub 1:27 fueron también sub 1:26 ( en BCN 2013 y 2015)

En la recta de meta de la Mitja de BCN (foto de Marathon Photos)

La siguiente carrera ya no la disputaré a tope, no quiero jugármela. A dos semanas del maratón, lo suyo es correr la media al ritmo previsto de competición, para testar pulso y sensaciones. Mi plan será el habitual: ir controlando ritmo y pulso hasta muy avanzada la carrera. Hasta el km 10 no permito que el pulso pase de 160; del 10 al 18 me dejo ir hasta 163. Teóricamente, mi pulso medio en maratón andará por ahí, entre 160 y 163. A partir de ahí, intento darme caña sin control de pulso para lugarar un "estético" sub 1:30, o la ilusión de maratón en sub 3 horas.


Llegando a la Rambla en la Mitja de Gavà, ya sin el freno puesto (fotograma sobre video de Pako Beer)

No consigo el sub 1:30 por poco;, me quedo a 1:30:12. Y a pesar de haber corrido a ritmo de maratón casi toda la carrera, y no a ritmo de competición de medio maratón, me caen 80.67 puntazos; mi segunda carrera mejor puntuada de la Challenge. Con esto ya soy líder, a 4 puntos del segundo y del tercero. 


Recién cruzada la meta de la MItja de Gavà (foto JJ Vico)

Gavà ha supuesto el final virtual de mi Challenge. Con ella son siete medias maratones disputadas, aunque bastaba con 6. Pero esta la iba a correr igualmente, como parte de preparación del maratón. No ha sido decisiva en mi victoria final, pero sí me ha servido para mejorar mi puntuación, y embellecerla con mi segundo +80 puntos. 

Dos semanas después, corrí el Maratón de Barcelona, del que ya publiqué la crónica en su momento. 

Empezando la balsámica bajada por Via Laietana, poco antes del km 38 de la Marató de Barcelona (foto de Javier Bermejo)

Y para poner punto y final a esta Challenge, voy a la última MItja del calendario (en marzo se había disputado la Costa Barcelona-Maresme, pero tan poco tiempo después del maratón, no era buena idea ir allí). Es la MItja de Sant Cugat, siempre dura a pesar de que se anuncia una mejora en el  circuito para hacerlo más llano. Este año, además, es el Campeonato de Catalunya de Mitja Marató. 

Calentando antes de la salida de la Mitja de Sant Cugat con Enric Ribera (foto de JJ Vico)

En esta carrera, ya recuperado del maratón y habiendo disputado ya las curses de El Corte Inglés y Bombers, sólo pretendo un sub 1:30 . Pero la carrera la planteo mal y sufro muchísimo en sus subidas. 


En la MItja de Sant Cugat (foto de JJ Vico)

Finalmente, la marca se queda en un discreto 1:32:10. Una paradoja más: a pesar de ser, de lejos, la peor marca que he conseguido de las 8 mitges disputadas en esta Challenge,la única carrera en que no he bajado de 1:31, supone una de las 6 mejores puntuaciones, Y por cierto, a pesar de la mala marca, la tercera peor de mi historia, consigo el 7º lugar de mi categoría en la carrera. 

La Clasificación final de la Challenge (Championchip.cat)

Siendo sincero, la victoria en esta competición ha sido sencilla. Sólo peligraba si ciertos rivales hubieran competido en al menos 6 carreras, pero al haberlo dejado estar en un par no era posible que  me alcanzaran. Y el que ha quedado segundo, como mejor marca firmó un 1:31:25 en BCN, donde yo también conseguí mi mejor registro, 1:26:51. Son 4 minutos y medio de diferencia, todo un mundo. Él en esta competición se ha movido entre 1:31 y 1:32, yo  entre 1:26 y 1:30 (salvo en Sant Cugat). Y el tercero ha estado entre 1:32 y 1:38.

Detalle de mis ocho MItges (Championchip.cat)


Meses después de finalizada la Challenge, somos convocados a Martorell para la entrega de medallas por parte de la Federació. Se premiará tanto esta Challenge como la de 10k. 

Sergi Cinto, presidente del Martorell Atlètic Club, me entrega la medalla (foto de Jordi Maneu)

El acto fue austero, como ya esperaba y me parece perfecto; esta competición no era una Olimpiada. Pero se sucedieron varios fallos que ya prefiero olvidar, que lo deslucieron muchísimo.

Posando con la medalla recibida y una bonita litografía del Pont del Diable que nos regalaron a todos los premiados. Me flanquean Xavier Fonollosa i Comas, alcalde de Martorell; Belén Leiva i Herrera, concejala de deportes; Sergi Cinto, presidente del Martorell Atlètic Club y Josep Ma. Antentas, vicepresidente Federació Catalana d'Atletisme (foto de Jordi Maneu)

Lo que importa es que me llevo la victoria de la Challenge y una bonita medalla oficial de la Federació Catalana d'Atletisme. Las fotos de la entrega de medalla me las hace Jordi Maneu, que quedó 3º de su categoría Senior (22-34 años) y creo que recibió medalla de oro, pues el campeón de la categoría y el subcampeón fueron a su vez campeón y subcampeón de la clasificación general. Jordi además tiene el mérito de haber disputado diez, se dice pronto, de las 11 medias maratones de que constaba el calendario de esta competición. L'enhorabona, Jordi!

Jordi Maneu, con su habitual camiseta azul del Club Esportiu Mediterrani, en acción en la Mitja de Sitges (foto de JJ Vico)


Anverso de la medalla

Reverso de la medalla

Como se puede apreciar, la medalla cuenta con personalización de la categoría - un gran acierto - pero también con falta de ortografía ("Mitjes"). Esta errata se cometía así mismo en la web de Championchip, pero curiosamente no fuí consciente de ella hasta verla impresa en mi propia medalla. Es una falta disculpable,  en concreto por ser un plural irregular y ,en general, porque la lengua catalana dista mucho de esa normalización tan deseable, y que tanto parece molestar a determinadas personas ( o pequeños felinos; concretamente, a cuatro); pero la Federació Catalana d'Atletisme debe ser más cuidadosa. Ya están al tanto de ello, me explicaron el motivo del error, se disculparon e incluso me ofrecieron cambiarme la medalla. Decliné el ofrecimiento, prefiriendo quedarme el original, como anécdota y recuerdo singular.

Espero que no sea la última medalla que me cuelgue la Federació Catalana d'Atletisme. Cuando escribo esto estoy a punto de formalizar mi ficha federativa para la temporada 2018-19, que comenzó el 1 de noviembre, ficha tanto de la Federació Catalana como de la Federación Española. A ver si tengo suerte y consigo ser laureado en alguno, o los dos, ámbitos. Otra gran novedad es que ingreso esta temporada en el club La Sansi, presidido por mi olímpico y multicampeón amigo José Luis Blanco. Este prestigioso club cuenta con un buen número de atletas de élite, de esos que ganan las grandes carreras. Yo sólo aspiro a aportar mi granito de arena, como aspirante a "crack de la casi-tercera edad". Ya os contaré qué tal me desenvuelvo:-)



3 comentarios:

Paco Pil dijo...

Enhorabuena Antoni!! Llega una edad en la que ya no podemos aspirar a mejorar tiempos así que es una motivación genial mirar de conseguir podiums. Aprovecha que eres de los jovencitos de la categoría y poca gente va a competir estas lligas para colgarte alguna medalla más en los próximos 2-3 años. Enhorabuena de nuevo por tus tiempos y pasión por el running!

Paco Pil dijo...

Otra cosa que se me olvidaba... no entiendo como las categorías de las cursas que participan en la lliga no son por la misma edad que la que establece la propia lliga...
Salut!

Antoni dijo...

Paco,

muchas gracias por tu felicitación y, sobre todo, por en entrar en este humilde blog de un orgulloso corredor :-) Te recomiendo que vuelvas pronto, porque tengo más alegrías que compartir (pista: he hecho caso a tu consejo de "Aprovecha..."). Me has pillado, este año que he cumplido 55 y por tanto en muchas carreras soy de los más jóvenes de la categoría, intentaré acumular honores.

También es cierto que a mi edad, incluso los "cracks" , bajan el kilometraje. Hay auténticas figuras de +55, +60, que hacen unos tiempos en 10k con los que ni sueño, pero ya no corren medias ni maratones; es una pena, porque me gustaría poder batirles en esas distancias, pero con ellos sólo me veo en 10k's, la distancia que menos me gusta. En esta Challenge, en mi categoría, apenas 30 atletas se han atrevido a correr las 6 mitges que se puntuaban como máximo; yo corrí 8, 7 de ellas a tope; y de esas 7, 2 eran post-maratón (3-4 semanas después). Vamos, que es muy duro. El encadenaje Sitges-Terrassa-Colomenca a tope, y encima con entreno de calidad como "recuperación", ha sido una temeridad que dudo que repita.

Respecto a tu segundo comentario, soy un firme partidario de que las categorías de todas las cursas y competiciones se unifiquen, y adoptaría para todas las que establecen tanto la Federació Catalana como la Federación Española: +35, +40, +45... De 5 en 5 años, por edad cumplida en el momento de la competición ( o año natural, no viene de ahí). Además, como en alguna ocasión le he comentado personalmente a Andreu Ballbé, el responsable de Championchip, se debería puntuar en función del primera de cada categoría, no del absoluto. Porque si compites por posición, esa medida me parece mucho más justa. Él me comenta que puede ser complicado el algoritmo de cálculo, por tener que establecer varios "pivotes" en lugar de uno solo.

Por cierto, me ha venido el recuerdo de un tío que conocí en mi juventud, al que "bauticé" como José Pil porque él era muy fan de Public Image Ltd (PIL), el grupo de John Lydon (antes llamado Johnny Rotten en los Sex Pistols). Algo que ver? Saludos!