MIS ULTIMOS 30 DIAS

My graph

VERDADES COMO PUÑOS

"Nulla aesthetica sine ethica. Ergo apaga y vámonos" (No hay éstética sin ética). JOSÉ MARÍA VALVERDE.


viernes, 20 de febrero de 2009

Vesper

El Vesper es una variante del Dry Martini, inventada por el escritor Ian Fleming, para su novela Casino Royale publicada en 1953. Bond está en una barra con Felix Leiter, y se dirige al barman:

"Un dry martini", dijo (Bond), "Uno. En copa grande de champagne"

"Sí, señor"

" Espere... Tres medidas de Gordon's, una de vodka, media medida de Kina Lillet. Agítelo muy bien hasta que esté frío como el hielo, y sírvalo con una tira larga de piel de limón. ¿ Lo ha pillado?"

"Desde luego, señor". El barman pareció complacido con la idea.

"Dios, eso sí es una copa", dijo Leiter.

Bond rió. "Cuando estoy... ejem... concentrado," explicó , "nunca tomo más de una copa antes de cenar. Pero me gusta que esa copa sea grande, y muy fuerte, y muy fría y muy bien hecha. Odio las pequeñas dosis de cualquier cosa, en particular si tienen mal sabor. Esta bebida es de mi propia invención. La patentaré cuando se me ocurra un buen nombre".


Él (Bond) observó con atención como la copa se escarchaba al contener la mezcla de color dorado pálido, ligeramente gasificada por el golpeo en la coctelera. La tomó y dio un largo sorbo.

"Excelente", le dijo al barman "pero si puede conseguir vodka hecho con cereales en lugar de patatas, todavía estará mejor".



James Bond (Daniel Craig) ante su Vesper, aún no bautizado, en la partida de poker de Casino Royale (2006)


Finalmente, Bond bautiza el cocktail como Vesper, en honor a su amante, la agente Vesper Lynd. Y no, como ella sugiere, "a causa del postgusto amargo" sino "porque una vez has probado un Vesper, ya no quieres beber otra cosa".



Vesper Lynd (Eva Green). Una mujer así bien merece que le dediquen un cocktail...


El Vesper original es hoy en día irreproducible, ya que - aunque los guionistas de la película Casino Royale no se han enterado - el aperitivo conocido como Kina-Lillet dejó de producirse con ese nombre a mediados de los 80. Este aperitivo herbal francés, similar al vermut, hecho con vino blanco de Burdeos, brandy y especias, se reformuló despojándolo de quinina - y consecuentemente, perdió el "Kina" del nombre - para restar amargura a su sabor y hacerlo más dulce. La versión actual - conocida popularmente como Lillet Blonde o Lillet Blanc, aunque también existe la versión "Rouge" - tiene un pronunciado aroma floral y cítrico. De hecho, sigue siendo un popular aperitivo en Francia, donde se consume en copa con abundante hielo y una rodajita de naranja. El Lillet actual es así mismo difícil de conseguir; en Barcelona hay un único lugar, The Spirits Corner ( http://www.spiritscorner.com/ ). Ignoro si en Madrid está disponible. Por cierto que la propietaria de este local es la señora Lafuente - de la familia Lafuente, regente de los famosos colmados Lafuente y Quilez -, y estoy invitado por su parte a visitar cuando me apetezca las bodegas del establecimiento, ¡300 años de historia, si no entendí mal!




Primer cartel publicitario de Kina-Lillet. Data de 1904. Obsérvese como en la linea inferior se omite una de las eles, para ayudar al público potencial no francés a pronunciar correctamente el nombre de la marca.


Para rememorar el sabor amargo de Kina Lillet yo opto por añadir 2 golpes de Angostura a la receta. Otra idea que he visto por ahí es añadir una pizca de quinina en polvo (el problema es que no tengo ni idea de donde conseguirla). En cuanto a la ginebra, Bond solicita en la novela una marca concreta, Gordon's. También hay un cambio aquí , y es que en 1953 Gordon's tenía 47º; en la actualidad, se ha rebajado a 40º. Así mismo, el vodka que se consumía por entonces era de 50º; actualmente la mayoría de marcas se conforman con 40º. Otro detalle más, la receta está formulada en medidas; una medida equivale a 1,5 onzas, o lo que es lo mismo, 4,5 centilítros. Si aplicamos las cantidades originales nos sale un cocktail enorme, de casi 7 onzas (más de 20 cl), de ahí que Bond pida una copa grande. En todo caso , teniendo en cuenta además el gran contenido alcohólico de los ingredientes, se trata de una exageración, pues una copa de cocktail clásica está pensada para contener 4 onzas ( 12 cl). Se puede afirmar pues que, aunque Bond recalca que se toma "sólo una copa antes de la cena", realmente nuestro héroe se está enchufando un cocktail doble :-)


Mi adaptación trata de ser fiel al espíritu original, pero adecuándolo a nuestros días:


VESPER

6/9 Ginebra inglesa ( Bombay Sapphire) ( 8 cl)
2/9 Vodka polaco (Wyborowa) (2,67 cl)
1/9 Lillet Blonde (1,33 cl)
2 golpes de Angostura bitters
twist de limón


Graduación alcohólica: 42,1º
Contenido alcohólico: 38,9 gr
Hidratos de carbono: 2,6 gr






Se vierten los ingredientes en coctelera llena de hielo hasta la mitad, se agita vigorosamente hasta que sintamos heladas las yemas de los dedos, y se cuela y sirve sobre copa clásica de cocktail previamente enfriada. Se adorna con un muy largo twist de limón (ya sabéis, se corta la tira de piel de limón, teniendo cuidado de que quede poca o ninguna parte blanca en su reverso, se exprime el exterior mediante flexión sobre la superficie de la copa, se repasa el borde con el limón, y finalmente se deja caer la tira dentro, con gracia). En el filme Casino Royale, traducen twist por "filigrana", y me parece una afortunada expresión, porque expresa tanto la idea de adorno como la de aderezo.



Mi Vesper. Elegancia y sutil sofisticación...

El Vesper es un cocktail muy seco, ideal como aperitivo. La operación de agitarlo en coctelera, en lugar de removerlo en vaso mezclador que sería lo indicado, contribuye a diluir más la bebida, lo que la aligera un poco y la hace más fácil de beber. Alguien no habituado a los Dry Martini puede encontrar el Vesper más "asequible". Yo mismo confieso que en casa no suelo prepararme el Dry Martini; ese elixir me lo reservo para cuando acudo al mítico bar barcelonés del mismo nombre. Ver caer a contraluz el rocío del twist de limón sobre la superficie de la copa es uno de los espectáculos más fascinantes que existen, comparable al de contemplar a la mujer que amas en ropa interior...

En casa, como decía, en caso de duda me inclino más por el Vesper. Siempre tengo en el congelador una botella de ginebra y otra de vodka, y el Lillet en la nevera. Así que al mezclar estos 3 licores conservados a baja temperatura en coctelera llena hasta la mitad de cubitos - siempre hechos con agua mineral -, es fácil imaginarse que la coctelera se hiela a las pocas sacudidas, y las yemas de los dedos duelen de puro frío. Una vez servido el cocktail, se produce un curioso fenómeno: la coctelera está tan, tan fría que la escarcha habitual del exterior se solidifica y se convierte en hielo. Y volviendo al cocktail, James Bond estaría orgulloso de mí: es muy fuerte, y muy frío.

Resulta curioso que Bond, sinónimo de vodkatini - "vodka martini, shaken not stirred"- uno de los cócteles más populares del mundo y, a la vez, uno de los más vulgares y aburridos que existen, sea también padre del "Vesper", mucho más sutil, sofisticado y dotado de una potente "pegada" alcohólica (42º, que en copa estándar de cocktail de 12 cl suponen nada menos que 39 gramos de alcohol). La ginebra aporta la base alcohólica y aromática, el vodka alarga el contenido alcohólico amortiguando el aroma a enebro de la ginebra, y el Lillet aporta su aroma floral, herbal y cítrico al fondo. Siempre he mantenido que mezclar ginebra y vodka es una soberana estupidez, pero aquí está justificado: el vodka "suma" alcohol, a la vez que "resta" aroma a enebro.



Vesper, el glamour y el peligro...


* Los ingredientes:


- ginebra: he probado a preparar el Vesper con distintas ginebras, como Hendrick's (44º), que me encanta, pero que se ha puesto a finales de 2008 a unos exagerados 26€ la botella. Bombay Sapphire tiene la ventaja de ser más aromática, acaso frágil, y de aportar los 47º que requería la receta original. También pueden ser interesantes Tanqueray (47,3º) o Boodles (45,2º), esta última la marca favorita de Winston Churchill, bautizada así en honor del Boodle's gentlemen's club, del cual Churchill era miembro...y también Ian Fleming :-)



- vodka: Bond prefiere que provenga de cereales, no de patata. Seguramente su elección sería el vodka ruso Stolichnaya 50º, basado en trigo y centeno. Yo apuesto por el vodka polaco Wyborowa ( nombre que significa "exquisito"), que usa centeno como materia prima, aunque sólo tiene 40º. Podríamos también probar con el sueco Absolut Red (50º), hecho con trigo, el danés Danzka (40º), de trigo - Danzka fabrica un vodka, Danzka Grapefruit, aromatizado al pomelo sencillamente extraordinario - , el finlandés Finlandia (40º), de cebada, o el carísimo y sofisticado Grey Goose francés (40º), de trigo, que pasa por cinco destilaciones.


- Lillet: vale la pena disponer de una botella, no sólo para poder preparar el Vesper, sino para consumirlo solo o utilizarlo para preparar dos espléndidos cocktails que publicaré próximamente: el Twentieth Century y el Corpse Reviver #2. En su ausencia, se puede utilizar vermout blanco seco, aunque el resultado será muy diferente, al carecer de los aromas florales, herbales y cítricos del genuino Lillet Blanc. En el caso del Vesper, el resultado no será más que un Dry Martini más aguado y menos contundente de lo habitual.


- Angostura bitters: ya hemos mencionado que para el Vesper, se puede sustituir por una pizca de quinina en polvo. También podría ser interesante emplear orange bitters, teniendo en cuenta el aroma a naranja característico del Lillet.



- twist de limón: siempre se agradece su presencia en un martini, y el Vesper no es una excepción. No sólo por motivos decorativos, sino por la agradable nota cítrica que tan bien combina con la ginebra. Teniendo en cuenta el aroma a naranja del Lillet, se podría experimentar añadiendo un twist de naranja, o sustituir el twist de limón por aquél.






* Variantes del Vesper:


El Vesper, siendo estrictos, no es más que un Dry Martini agitado en coctelera - o sea, un Bradford - de proporción 8:1, en el que se ha sustituido el vermut seco por Lillet, y 2 de las 8 partes de gin se han cambiado por vodka. Pero es una afortunada variante, la verdad.


David Wondrich, en su artículo de septiembre 2008 para la revista Esquire, propone prepararlo así:

6/9 Tanqueray gin
2/9 Stolichnaya vodka 50º
1/9 Lillet Blanc
1/8 de cucharadita de quinina en polvo ( o dos golpes de bitters)


Otra variante muy interesante es el Green Vesper, en el que se sustituye el Lillet por Absenta, y la piel de limón por una de lima.

Chad Garret, manager del NU restaurant en Vancouver, propone el original y elegante NU Vesper:

3/4 oz. Hendrick's gin
3/4 oz. Skyy vodka con infusión de té Earl Grey (*)
3/4 oz. Lillet Blanc


Agitar vigorasamente en coctelera. Colar y verter en copa de cocktail enfriada. Rociar la superficie con Crema de Cassis pulverizada, y cubrir con unos pocos filamentos de piel de limón o naranja, a ser posible macerados previamente en vodka y Grand Marnier. ¡Suena bien!

Por último, si os animáis a pedir en vuestra coctelería habitual un Vesper, o un Martini, de ginebra o vodka, os recomiendo que, si tenéis sentido del ridículo, os abstengáis de puntualizar " agitado, no removido". Os podría suceder que, como la bartender Darcy O' Neil sugiere que ella misma haría, os contesten "Sí Señor Bond, ahora mismo". Con lo cual el bar entero estallará a reir; todos los parroquianos... menos vosotros. Cheers!






(*) el vodka admite infinitas variaciones mediante infusión. Para realizar esta de té, se maceran 1/4 de taza de hojas de té Earl Grey en una botella de vodka de 75 cl. Dejar reposar 24 horas en lugar fresco y oscuro, y colar. Según Chad Garret advierte, "no hay que dejar reposar el té dentro del vodka por más tiempo, o los taninos le darán un sabor más amargo incluso que los propios recuerdos de Bond sobre Vesper Lynd"

5 comentarios:

marydeath dijo...

ey gracias! pedazo de entrada sobre el vesper. La verdaad es que lo probe el otro dia por 1 vez y me encanto, y ahora ademas estoy super documentada!

Nostromo dijo...

Marydeath,

celebro que te haya gustado lo que escribí sobre el Vesper. Siempre que publico un cocktail procuro documentarme con todas las fuentes posibles; quizás por eso me prodigo poco escribiendo :-)

Como regalo de bienvenida a mi blog, si hay algún cocktail sobre el que te interese que escriba, con mucho gusto atenderé tu petición. Eso sí, te prevengo que hay dos que tengo vetados: el Long Island Ice Tea y el Sex On The Beach. Son brebajes cuya única gracia reside en el nombre - realmente logrado en ambos casos - , pero distan mucho de lo que debe ser un buen cocktail. Espero tus noticias. Cheers! :-)

Anónimo dijo...

hola, buceaba acerca del vodka y di con tu página, me ha asombrado gratamente tanta dedicación al escribirla, denota verdadera pasión. Podrías escribir algo acerca del Cointreau ? Bebi alguna vez algo que llevaba esa bebida, vodka y licor de banana creo, algo no iba bien en esa mezcla, pero me gustaria probar alguna variate espectacular . Gracias por tu blog, ha sido un placer leerlo . dibujodetiza@gmail.com ( dilushon )

Nostromo dijo...

Dilushon,

gracias por tus palbras. En cuanto pueda me pongo y publico algún cocktail en el que el Cointreau se luzca. Vodka, Cointreau y banana juntos no me acaban de cuadrar, aunque barbaridades mayores se han visto ( a los mencionados Long Island Ice Tea y Sex On The Beach me remito). Ah, también tenía pendiente algo de vodka, a ver si encuentro el momento... Cheers!

Blogger dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.