MIS ULTIMOS 30 DIAS

My graph

VERDADES COMO PUÑOS

"Una mala carrera es un buen entreno". Nacho Cáceres


domingo, 13 de abril de 2008

Carteles en los comercios


Las tiendas siempre han sido dadas a las advertencias bienintencionadas. Desde aquella mítica, de comic, "Hoy no se fía. Mañana sí", hasta las más prosaicas de la actualidad " No se admite tarjeta para pagos menores de 10 €" - aleluya, al ritmo que suben los precios, pronto podremos pagar con VISA incluso un simple paquete de chicles -, la estrategia de comunicación de los tenderos nunca ha dejado de fascinarme. Muchas veces sus mensajes me dejan indiferente, pero en algunas ocasiones me provocan asombro, otras estupefacción, a menudo una sonrisa y, en casos gloriosos, franca e indisimulada carcajada. Como muestra de carteles notables, he seleccionado tres ejemplos de mi colección de fotos hechas con móvil. Las 3 conseguidas en Barcelona.


1 Seguridad

Este cartel lo ví en una célebre mercería del centro histórico. Es posible que los carteristas, sabedores de la gran afluencia de público a este establecimiento, lo hayan convertido en su Meca para abastecer la economía propia. El comercio, en consecuencia, se ha sentido obligado a prevenir al cliente ante la posible actuación de los amigos de lo ajeno, pero no me negaréis que del mensaje contemporáneo de los aeropuertos "Rogamos mantengan controladas sus pertenenencias en todo momento" a este franco y directo "Señora, vigile su monedero", media un abismo estilístico...




2 Higiene

Estando en una pequeña tienda de ropa íntima sita en el barrio de Gràcia , reparé en un folio escrito al lado de unas prendas femeninas exhibidas en la pared. Me acerqué para ver el rótulo, y casi me caigo al suelo de puro cachondeo. Muy bien, la ropa interior roja no admite cambios una vez adquirida... Lo comprendo, de hecho raro es el negocio que venda ropa interior que no advierta de la imposibilidad de cambiar la prenda. Pero lo notable aquí es que se especifique el color. ES LA ROJA LA QUE NO PUEDE CAMBIARSE.


Así que magnífico chicas, ¡estáis de enhorabuena! Porque si dudáis entre un tanga verde esmeralda y otro azul eléctrico, podéis compraros ambos, con la seguridad de que os los cambiarán de no quedar satisfechas con el producto, ya que no son de color rojo. Claro que, bien mirado, no me atrevo a recomendaros que acudáis a esta tienda a completar vuestra colección de braguitas, a no ser que sean rojas.... Porque si os probáis unas negras, ¿quién os asegura que no se las hayan vendido antes a una clienta con flamante enfermededad venérea recién contraída, o bien a una ecologista radical que sigue tan al pie de la letra el recomendable ahorro de agua, que hace semanas que no se lava lo que la braga cubre?


3 Horario de atención al público


El siguiente cartel lo encontré a una manzana de mi casa, en el Eixample, y ha sido sustituido recientemente. No me extraña; es lo más surrealista que he visto en mi vida. El cartel no tiene ninguna enmienda, salvo la intervención de algún simpatizante de Terra Lliure, que deja pintado el logo de esta agrupación (*) , además de corregir el rótulo ( corrección que aplaudo, porque si el cartel pretende estar escrito en catalán, ¿ por qué pone "horario" en lugar de "horari"?). Pero bueno, a lo que nos ocupa: obsérvese con atención la "diferencia" de horarios.




En efecto, ninguna. Y el cartel no está enmendado, insisto. Lo de ninguna enmienda lo resalto, porque este cartel estaría justificado si en el día que se creó los horarios del establecimiento hubieran sido distintos para los dos períodos de la semana que aparecen. Pero ya me diréis qué sentido tiene anunciar al público que de lunes a jueves el horario de atención es de 9:15 a 21:15 y, de viernes a sábado, ¡también! Me parto la caja imaginando la escena:

El encargado del Lidl (al rotulista): "Ponga, de dilluns a dijous, De 9:15 a 21:15"
Rotulista: "Y divendres i dissabte?"
El encargado: "Mmmm... Mismo horario"
Rotulista: "Usted manda".
.
.
(*) organización terrorista ya desaparecida que, a lo largo de sus 17 años de existencia, causó una única víctima mortal, además de forma involuntaria, y en cambio murieron 4 miembros de la organización. De no ser por la gran sensibilización que existe hoy en día hacia el terrorismo me descojonaría, porque no me podéis negar que la estadística que acabo de citar es hilarante...

1 comentario:

Anónimo dijo...

http://www.pbase.com/frankief/image/105287954
http://www.pbase.com/frankief/image/70966257
;^)