MIS ULTIMOS 30 DIAS

My graph

VERDADES COMO PUÑOS

"Nulla aesthetica sine ethica. Ergo apaga y vámonos" (No hay éstética sin ética). JOSÉ MARÍA VALVERDE.


jueves, 13 de noviembre de 2014

Los Números Cantan ( aunque a los ciegos sólo les bailan)



 Algunos sabéis cuánto me gustan los numeritos. Después una breve charla de oficina esta mañana, me he motivado y he hecho unos cálculos sencillísimos, basados en las fuentes que os cito inmediatamente más abajo:



9-N-2014: PROCESO PARTICIPATIVO CATALÁN

·        * Censo potencial para la consulta del 9-N (recordemos que tenían derecho a voto dos colectivos que no suelen tenerlo: jóvenes 16-18 y “extranjeros residentes”): 6.228.531 personas (esa es la magnitud de la población “residente”, según el INI).

·        * Votos contabilizados hasta el día 10 : 2.305.290

·       *  Participación: 37%  (ignoro de dónde saca el Sr. Rajoy su “20%”; supongo que se trata del porcentaje sobre el total de población catalana, no sobre el censo ; vieja y simplona argucia dialéctica, en fin…)

·       *  Votos Sí-Sí (“Deseo que Catalunya sea un estado independiente”): 1.861.753

·       *  Porcentaje A FAVOR DE LA INDEPENDENCIA SOBRE EL TOTAL CENSO: 30%

La papeleta de la consulta. Recortable y traída desde casa


Inciso: Dicen que hay gente que ha votado dos, y hasta tres veces. ¿Y qué? Eso tiene una solución tan fácil como eliminar las duplicidades y declarar tales votos nulos. Todo el mundo ha tenido que presentar su DNI y firmar para poder votar, así que el error es muy fácilmente detectable.  No existen DNI duplicados; si existen, eso ya es un problema criminal (competencia de la policía española), no político. En todo caso, la gente que ha votado más de una vez lo ha hecho precisamente para tratar de “demostrar” que el proceso era irregular. Y de hecho, lo han denunciado. Creo que no arriesgo mucho si afirmo que han obrado así porque no son partidarios de que se celebrase esta consulta. Ni esta, ni una “legal” (no me gusta la palabreja, porque yo fui a votar al domingo y no siento que haya hecho nada ilegal).

Por contra, la gente que ha votado “No” y “Sí-No” son en mi opinión admirables, porque han participado a pesar de que los partidos a los que probablemente han votado, votan o votarán (PP, PSOE, UPyD, Ciutadans) les han pedido que no participaran en esto que llaman “farsa” (cito palabras textuales de miembros del gobierno y del diario “ABC”). Estos votantes son los que han dado la credibilidad necesaria y suficiente a la consulta, y por ello les considero unos campeones de la democracia (mi especial cariño para los del “Sí-No”, que reciben en ocasiones palos mediáticos por ambos lados).

Urna de la consulta, poliedro al que tristemente muchos políticos son alérgicos


Y ahora veamos las últimas elecciones generales en España, hace justo 3 años:

20-N-2011: ELECCIONES GENERALES DE ESPAÑA (CONGRESO)

·        Censo: 35.779.491
·        Votos: 24.666.441
·        Votos PP: 10.866.566
·        Participación: 69%
·        Porcentaje votos PP SOBRE EL TOTAL CENSO: 30%
·        Escaños obtenidos por el PP: 186 (53%). Mayoría absoluta


A la vista de estas cifras, me froto los ojos y aún no entiendo como Rajoy, Camacho, Cospedal, etc, etc… tienen aún el valor – o dicho más técnicamente, LOS SANTOS COJONES - DE NEGAR LA EVIDENCIA de la voluntad de una gran parte – por prudencia no diré mayoría - del pueblo catalán . ¿Con qué autoridad moral pueden hablar estas personas sobre Catalunya y la consulta, cuando gobiernan con total impunidad en España con una MAYORÍA ABSOLUTA BASADA EN SÓLO EL 30% DEL CENSO? JUSTO EL MISMO PORCENTAJE que tienen los que el domingo pasado votaron a favor de la INDEPENDENCIA DE CATALUNYA. Se les llena la boca con la gente que no fue a votar, pero callan que ellos gobiernan precisamente gracias a los que no votan. ¿ La única respuesta que tiene el gobierno a lo que es obvio para todos, menos para ellos, que estamos ante un (grave) problema político, es judicial, querellarse contra el presidente de la Generalitat? ¿En un país donde los poderes legislativo, ejecutivo y judicial no están separados, donde el TC dicta lo que el gobierno le manda?? ¡¡¡¡Anda ya!!!!

Un gobernante serio debería estar francamente preocupado y buscaría soluciones. Políticas. Imaginemos que se convoca un referéndum en Catalunya con valor y efectos inmediatos, en el que sólo hay una pregunta, igual que en el reciente  referéndum escocés (que apuesto a que se repetirá antes de que un servidor deje este planeta). Pongamos que vota el mismo porcentaje de población que el que votó en toda España en las generales de 2011, es decir, 69%. Sería un total de 4.297.686 catalanes votantes. Imaginamos también que el independentismo ha alcanzado ya su techo con esos casi 2 millones de votos, y que el resto de votantes, votan que NO. Bien, simplificando, ganaría el NO con un 56%, frente a un 44% (¡ y cuidado, que si la participación fuera de “sólo” el 59% en lugar del 69%, ganaría el SÍ!)

Largas colas para vota en mi actual barrio de residencia, fruto de que sólo estaban abiertos la mitad de los locales que habitualmente se ofrecen para tal efecto. Gracias a tí, Mariano, tuve que ir a depositar mi voto al barrio en el que vivía antes, y así pude comer - haciendo una cola de 45 minutos - en La Esquinica, probablemente el mejor bar de tapas de Barcelona. En cambio, votar, que lo hice antes de la comida,  apenas me llevo unos minutos :-)


Pues yo, como presidente del gobierno español, a pesar de esa “victoria” de la permanencia en España, estaría francamente preocupado de estar gobernando una comunidad en la que casi la mitad de sus votantes – no diré habitantes por no hacer demagogia, práctica habitual por desgracia en política- se quieren separar de España, teniendo en cuenta que hace menos de 10 años, los partidos declaradamente independentistas apenas sumaban algo más de 500.000 votos. ¡Y estos votos casi se han cuadriplicado! Seguro que haría algo para contentar a esa comunidad… Es tan sencillo como descolgar el teléfono y llamar a James Cameron. Pero claro, yo soy Mariano, el que puso mesas en las calles en  2005 para firmar contra el Estatuto de Autonomía catalán, y luego ya me encargué de declarar inconstitucionales determinados artículos. Soy yo también el que declaré tras el resultado de las elecciones autonómicas catalanas de 2012 que “el soberanismo catalán se ha acabado”. ¡He de ser coherente con mi línea “democrática”! (PSOE, no saques pecho, que tú fuiste y eres el cómplice necesario).

Mariano, deseo de corazón que Elvira no te pida el divorcio y tú se lo niegues enseñándole  la Constitución - ¡vaya lapsus!, quise decir el Libro de Familia -  y diciendo muy serio “No, no es posible. Aquí pone que eres mi esposa”. Sospecho que tal estrategia no te funcionaría, y probablemente Elvira solicitaría que te introdujeses dicho libro en tu esfínter anal…


Soy pesimista – u optimista, según se mire – y creo que España JAMÁS pactará con Catalunya un referéndum convocado según la legalidad española vigente. Esa no convocatoria tensará más la cuerda y provocará más brotes de independentismo, sin duda. Porque esa estrategia actual del gobierno español de  “tú eres mi súbdito y esto es lo que hay” es anti-comercial; no vende, impone.  A determinadas personas, no demasiadas,  concretamente a un mínimo de 1.861.753, nos despierta en el interior una mezcla explosiva de dignidad-orgullo-testosterona-honor-despertaferro- DUI (*) - Adéu Espanya!...  Para evitar esa reacción, sería mucho más inteligente seguir el rollo de un amigo del cantante  Lichis - catalán de nacimiento y madrileño de adopción desde su infancia - que al parecer interrogado sobre el tema del soberanismo, opinó: “catalanes, no nos dejéis solos con los españoles” :-)

 
Mi imagen favorita de la jornada. Un señor de 86 años se emociona al poder votar en una consulta sobre la independencia de Catalunya. A su padre lo detuvieron el 11 de Septiembre de 1901 por hacer una ofrenda floraren en el monumento de Rafael de Casanova. FOTO DE CÈLIA ATSET.

(*) Declaración Unilateral de Independencia. No confundir con DIU (Dispositivo Intra Uterino). Aunque ambos, DUI y DIU, tienen la misma finalidad: evitar que te follen. Mejor dicho, que te follen con consecuencias (demográficas).

No hay comentarios: